Viaje a Laponia sueca: alojamiento en Lantliv Lodge

Llegar a la Laponia sueca desde Barcelona o Madrid no es nada complicado. El vuelo que yo cogí fue con Norwegian hasta Estocolmo y de allí con SAS hasta Skellefteå. Salí de Barcelona a las 15:00, llegué a Estocolmo a las 18:50 y cogí el último vuelo a Skellefteå a las 21:30 que te deja en Laponia a las 22:25. En menos de 8 horas pasé de 15ºC a -10ºC y eso que es un invierno templado en el norte de Suecia.

Aeropuerto de Skellefteå en Suecia - Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Aeropuerto de Skellefteå en Suecia – Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Desde el aeropuerto un transfer me llevaría hasta Lantlive Lodge este alojamiento encantador en Laponia en Österjörn. Llegué cerca de las 11 de la noche a tiempo para cenar algo rápido y darme una vuelta por el entorno nevado de esta antigua casa rectorial del siglo XIX que antaño perteneció a la iglesia de Österjörn. Tras dejar mi maleta me encontré con mi compañero de viaje: Jorge Traver, un madrileño que lleva años recorriendo el mundo. Durante 4 días recorreríamos la Laponia sueca juntos y todo empezaba esa noche en Lantliv Lodge.

Lantliv Lodge presenta dos tipos de alojamiento Herrgard y Midgard con dos estilos bien diferenciados. Nosotros nos alojamos en Herrgard que cuenta con un aspecto más señorial. Antes de dormir, sin embargo, nos calzamos las raquetas de nieve y salimos a dar una vuelta por la nieve, hacer un hueco en el hielo y medir la temperatura del agua del lago y jugar con la luz para hacer fotos decentes a pesar del frío.

Paseando con raquetas de nieve Lantliv Lodge - Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Paseando con raquetas de nieve Lantliv Lodge – Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Lo bueno de Lantliv Lodge es que es como estar en casa. Sus responsables, italianos, te harán sentir así. Eleonora es la encargada de las tareas organizativas y te dará muy buenas sugerencias para saber qué visitar y qué hacer en Laponia. Edoado Miola es un renombrado fotógrafo profesional que decidió venirse a la Laponia sueca al quedar maravillado por sus paisajes (dile que te enseñe a fotografiar auroras boreales). Matteo es el responsable de actividades: raquetas de nieve, esquí campo a través, pesca en el hielo y en verano trekking, navegar en canoa o montar en bicicleta por los bosques de Laponia. Izabella es la encargada de comunicación de Lantliv Lodge y de hacer eventos como bodas, cumpleaños y días temáticos. Si quieres unas vacaciones a medida en Laponia sueca tienes que hablar con ella.

Habitación en Lantliv Lodge - Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Habitación en Lantliv Lodge – Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

A la mañana siguiente con unas vistas increíbles rodeados de un manto blanco de nieve y tras un desayuno sueco cargado de todo lo necesario para empezar el día abandonábamos Lantliv Lodge, con ganas de volver en verano y ver la Laponia sueca bajo el sol de medianoche, y empezábamos nuestra aventura por la Laponia sueca.

Vista desde Lantliv Lodge - Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Vista desde Lantliv Lodge – Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Partiendo de Lantliv Lodge - Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Partiendo de Lantliv Lodge – Foto: Israel Úbeda / sweetsweden.com

Finalmente a primera hora de la mañana raúdos salimos destino Svansele para montar en motos de nieve, una actividad que jamás había probado antes, y que me tenía intrigadísimo.

Y tú, ¿has visitado la Laponia sueca en invierno? ¿Cómo te lo pasaste? ¿Qué hiciste? Explícame tu aventura en los comentarios.

  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

+ info

Booking.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *