La tarjeta Stockholm Card desaparece en 2016

La tarjeta Stockholm Card, pensada para facilitar a los turistas que llegan a Estocolmo sus visitas a museos así como disponer de un transporte público más económico, desaparecerá en 2016.

La Stockholm Card condenada a desaparecer en 2016

La Stockholm Card condenada a desaparecer en 2016

El motivo viene dado por el incremento de precios del servicio de SL, los suministradores del transporte público de la Capital de Escandinavia, que se halla en situación de crisis (hablamos de un agujero de 500 millones de coronas suecas – unos 55 millones de euros) y que tienen pensado revertir durante 2015.

A pesar de la popularidad de la Stockholm Card que lleva en funcionamiento más de 30 años y de la cual se vendieron más de 130.000 unidades en 2014 la decisión parece ser firme.  Durante el año pasado el ente de promoción turística de Estocolmo, el Stockholm Visitors Board, pagó 14 millones de coronas a SL para que los viajes en transporte público estuvieran incluidos. Ahora en 2015 por el mismo servicio SL quiere cobrar 23 millones de coronas.

La alternativa de ofrecer una tarjeta de turismo para visitar Estocolmo (actualizado: la nueva Stockholm Pass ya está a la venta) que incluya simplemente la entrada a museos y otras atracciones no es una que sopese Thomas Andersson el nuevo CEO de SVB. Además del turismo privado también se verá afectado en gran número el turismo de reuniones y conferencias que suelen obtener precios bonificados por mover a una gran cantidad de personas.

La única solución viable parece ser que reuniones a nivel político den su fruto y se abarate el montante que SL pide a SVB por subvencionar sus viajes en el transporte público de Estocolmo.

La tarjeta Stockholm Card seguirá vendiéndose con normalidad durante 2015.

+ info

Ofertas de alojamiento en hoteles baratos en Suecia

Booking.com

Sobre Israel Úbeda

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1980. Apasionado de los idiomas y los viajes se escapa a Escandinavia cada vez que puede ahorrar e irse dejando su trabajo arreglado. Vivió su primer contacto con Suecia en el ya lejano 2002. Para 2004 logró hacer realidad su sueño de pasar unos meses en el país nórdico. Allí obtuvo el certificado "Svenska som andraspråk. Grundläggande nivå" con el sueco aprendido gracias a cursos de Internet y a libros en inglés. Entre sus hobbies además de los ya citados se encuentran: la informática, fotografía, la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *