“The 72-hour cabin”- la cabaña sueca en plena naturaleza que mejora tu salud

¿Has pasado tiempo en una cabaña en Suecia en plena naturaleza? ¿Qué le pasaría a tu cuerpo si decidieras alejarte del mundanal ruido y dedicar 72 horas a disfrutar del bello entorno natural? A muchos la idea de estar rodeados de naturaleza, de verde, de silencio ya nos hace empezar a desconectar.

Los suecos lo saben y por ello lanzan “The 72-hour Cabin” una campaña turístico(-medicinal?) con el objetivo de que los que hacen turismo por Suecia salgan de grandes ciudades como Estocolmo, Gotemburgo o Malmö y recuperen energías gracias a la accesible naturaleza sueca.

Una de las cinco cabañas de cristal de la campaña 72-Hour Cabin de Suecia <br> Foto: Maja Flink

Una de las cinco cabañas de cristal de la campaña 72-Hour Cabin de Suecia
Foto: Maja Flink

Para esta campaña han cogido a 5 personas de diferentes países que tienen trabajos de los considerados por Forbes como los más estresantes del mundo. Una taxista de París, una policía de Munich, un periodista de viajes de Londres y un reportero de Londres y un coordinador de eventos de Nueva York, y los han trasladado para que disfruten de 72 horas – del 7 al 10 de septiembre – de silencio, naturaleza y vida en Suecia. Si queréis poner cara y ojos a los invitados y leer sus entrevistas preexperiencia las encontráis en el primer enlace del artículo.

Las cabañas hechas de cristal casi en su totalidad permiten a los huéspedes empaparse de naturaleza. La salida del sol, la lluvia, la niebla, … cualquier cosa que suceda fuera tendrá repercusión dentro. Además les han programado actividades típicas que los suecos que van a sus propias cabañas harían como darse un chapuzón matinal, pescar, cocinar en la barbacoa exterior entre otras.

Interior de la cabaña de Henriksholm en el lago Ånimmen en Suecia <br> Foto: Maja Flink

Interior de la cabaña de Henriksholm en el lago Ånimmen en Suecia
Foto: Maja Flink

Durante estas 72 horas sus pulseras electrónicas recogerán información sobre el estado de sus cuerpos y el efecto en el organismo de estar lejos de sus estresantes trabajos y poder dedicar el tiempo al contacto con la naturaleza. Más tarde se publicarán los resultados de estos estudios hechos en colaboración con el renombrado Karolinska Institutet de Estocolmo.

El emplazamiento de las cabañas es muy particular. Se trata de la isla de Henriksholm situada en el lago Ånimmen a 40 km de la localidad de Bengtsfors y perteneciente a la zona de Dalsland a unas dos horas al norte de Gotemburgo y a la cual solo se puede acceder con un ferry que únicamente tiene capacidad para transportar un par de coches.

El paisaje natural idílico de la isla Henriksholm en Dalsland <br> Foto: Maja Flink

El paisaje natural idílico de la isla Henriksholm en Dalsland
Foto: Maja Flink

Será interesante seguir el caso de estudio y los resultados así como ver si con posterioridad a la campaña estas originales cabañas de cristal estarán también a la disposición de cualquier turista. Si así lo fuera sería uno de esos alojamientos en Suecia peculiares que me gustaría visitar pronto.

¿Habéis estado alguna vez en una cabaña en Suecia? ¿Qué tal la experiencia? ¿Desconectásteis? ¿La recomendaríais a los que solo visitan la gran ciudad? Dejadme vuestros comentarios porque me interesa conocer vuestras opiniones. Yo, ya os hablé del sueño de mi cabaña sueca que quizá algún día logre hacer realidad.

Lee estos artículos relacionados

Ofertas de alojamiento en hoteles baratos en Suecia

Booking.com

Sobre Israel Úbeda

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1980. Apasionado de los idiomas y los viajes se escapa a Escandinavia cada vez que puede ahorrar e irse dejando su trabajo arreglado. Vivió su primer contacto con Suecia en el ya lejano 2002. Para 2004 logró hacer realidad su sueño de pasar unos meses en el país nórdico. Allí obtuvo el certificado "Svenska som andraspråk. Grundläggande nivå" con el sueco aprendido gracias a cursos de Internet y a libros en inglés. Entre sus hobbies además de los ya citados se encuentran: la informática, fotografía, la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *