Carabao Thai Stockholm

Una nueva categoría sobre restaurantes, de momento en Estocolmo, se inaugura hoy con este que descubrí la semana pasada en un arrebato emocional de ganas de comida tailandesa.

Logo de Carabao-Thai Restaurang en Estocolmo, Suecia

El restaurante se llama Carabao-Thai y está situado en la calle Upplandsgatan 2 cerca de la Norra Latin, a escasos 200 metros de los hoteles Clarion que en el enlace previo aparecen aun en construcción (mapa de google maps). Desgraciadamente cuando cené ahí no llevaba la cámara así que me queda para otra ocasión hacer mis propias fotos. En Carabao-Thai abren hasta las 23:00 de lunes a jueves y el resto de días hasta las 03:00 lo cual para los españoles acostumbrados a cenar tarde es un lujo.

Los platos son grandes y en muchos de ellos se puede escoger entre picantes o no picantes. Los precios de los entrantes van de las 70 SEK hacia arriba y los de los segundos platos empiezan a partir de 120 SEK. Hay una amplica colección de platos a escoger algunos de los cuales se pueden ver en su propia web. Yo pedí KA NOM PANG NA MOO, un pan frito relleno de carne de cerdo marinada, y KAO PAD GAI, arroz frito con pollo verduras y huevo. Una cena con dos platos, que en realidad es demasiada comida, y una cerveza light (lättöl) puede rondar las 225 SEK (unos 20 €). Desconozco si hacen menú del día (dägens rätt) a mediodía. El personal es muy atento y amigable y hasta pudimos mantener una conversación interesante con la chica que estaba al cargo en esos momentos. Así que ya sabéis si os apetece comida tailandesa en Estocolmo aquí os tratarán genial.

Por cierto el nombre Carabao viene de una bebida energética del mismo nombre muy famosa en Tailandia. De hecho en el restaurante la venden y yo mismo pude presenciar como varios suecos entraron única y exclusivamente a comprar la bebida  que podríamos llamar el Red Bull tailandés.

+ info

Ofertas de alojamiento en hoteles baratos en Suecia

Booking.com

Reservar coche de alquiler en Suecia

Sobre Israel Úbeda

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1980. Apasionado de los idiomas y los viajes se escapa a Escandinavia cada vez que puede ahorrar e irse dejando su trabajo arreglado. Vivió su primer contacto con Suecia en el ya lejano 2002. Para 2004 logró hacer realidad su sueño de pasar unos meses en el país nórdico. Allí obtuvo el certificado "Svenska som andraspråk. Grundläggande nivå" con el sueco aprendido gracias a cursos de Internet y a libros en inglés. Entre sus hobbies además de los ya citados se encuentran: la informática, fotografía, la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *