Si tu hijo se queda pegado a un poste helado

Leo en Aftonbladet el suceso de una niña noruega cuya lengua se quedó pegada a un poste helado. Comenta la noticia que el padre no tuvo más remedio que rascarla con la púa de su guitarra para lograr separarla del metal. Si el suceso ya consterna imaginaos cuando la siguiente noticia responde a la pregunta de: ¿Qué hacer si a tu hijo se le pega la lengua a un poste por el hielo?

Me recuerda a la escena de la película “Dumb & Dumber” o en español “Dos tontos muy tontos”.

Dos tontos muy tontos y la lengua pegada al hielo

Dos tontos muy tontos y la lengua pegada al hielo

La respuesta dada por un experto en temperaturas extremas es lo que me ha dejado desconcertado. Ojo sensibles que vamos a aprender dos verbos que aparecen en el artículo para la misma palabra: kissa (pronunciado [quisa], no confundir con kyssa [shisa]: besar), pinka. Es decir: orinar, mearse en ella. Esa es la respuesta que da un militar retirado autor del libro “Vintersoldat” (Soldado de invierno).

Continua diciendo que es una solución que no gusta a nadie pero que ahorra mucho sufrimiento y sobretodo evita la amputación de media lengua. Incluso menciona que debió hacerlo con uno de sus hijos cuando tenía tres o cuatro años. La cuestión es que para separar la lengua del metal frío se necesita calor que podría proporcionarse frotando con las manos pero generalmente las calorías aportadas son insuficientes. Para ello se necesita un líquido caliente y en caso de no tener ningún termo a mano se puede proceder a la solución de emergencia antes explicada.

Esperemos que nadie deba probarlo pero por si acaso ya lo sabéis. Y si no por lo menos os habréis echado unas risas imaginando la situación :D

+ info

Ofertas de alojamiento en hoteles baratos en Suecia

Booking.com

Reservar coche de alquiler en Suecia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *