Los orígenes y el significado de la bandera sami

La bandera sami no deja indeferente a nadie. Sus colores y su motivo gustan por igual dentro y fuera de Laponia. Esta bandera de reciente creación – apenas llega a los 30 años de vida – refleja elementos característicos de la cultura del pueblo sami.

Era el año 1986 cuando la artista noruega Astrid Båhl realizó este diseño que resultó ser el ganador. Su fuente de inspiración fue un tambor circular usado por los chamanes en sus ceremonias así como una poesía lapona llamada “Los hijos del sol” escrita por Anders Fjellner. En dicha poesía se considera al pueblo sami como hijos e hijas del sol.

Bandera sami <br> Foto: (cc) Christopher Foster / flickr.com

Bandera sami
Foto: (cc) Christopher Foster / flickr.com

El semicírculo rojo de la bandera representa el sol mientras el correspondiente semicírculo azul representa la luna. El círculo en su conjunto representa la espiritualidad. Las franjas verticales de color verde y amarillo representan respectivamente la naturaleza y el sol. La ancha franja azul de la derecha representa el agua como elixir de vida. Por su parte la franja roja de la izquierda representa el fuego, el calor y el amor.

Los colores escogidos provienen de los presentes en los kolten, los vestidos tradicionales samis, llenos de colorido, bordados, motivos y adornos.

Trajes típicos de los samis <br> Foto: Lola Akinmade Åkerström / imagebank.sweden.se

Trajes típicos de los samis
Foto: Lola Akinmade Åkerström / imagebank.sweden.se

Puesto que la bandera sami no es la bandera de una nación propiamente dicha siempre se iza al lado de la bandera oficial de cada país donde los samis están presentes es decir Suecia, Noruega, Finlandia y Rusia. El día nacional sami se celebra anualmente el 6 de febrero y la ciudad de Umeå es un buen lugar para conocer más sobre este pueblo peculiar y sus costumbres, cultura, gastronomía, etc.

+ info

Ofertas de alojamiento en hoteles baratos en Suecia

Booking.com

Sobre Israel Úbeda

Nacido en Terrassa (Barcelona) en 1980. Apasionado de los idiomas y los viajes se escapa a Escandinavia cada vez que puede ahorrar e irse dejando su trabajo arreglado. Vivió su primer contacto con Suecia en el ya lejano 2002. Para 2004 logró hacer realidad su sueño de pasar unos meses en el país nórdico. Allí obtuvo el certificado "Svenska som andraspråk. Grundläggande nivå" con el sueco aprendido gracias a cursos de Internet y a libros en inglés. Entre sus hobbies además de los ya citados se encuentran: la informática, fotografía, la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *